Menú Principal
26 de mayo de 2021

Autoridades recuerdan vigencia del fono: Denuncia seguro

 

 

Sin duda, delitos como el microtráfico, violencia intrafamiliar, homicidios, maltrato animal, los prófugos de la justicia entre otros; muchas veces quedan fuera del alcance de la justicia principalmente por el temor de las personas a denunciar dichos delitos ante las consecuencias que esto pueda generar.

Actualmente, existe un programa de la Subsecretaría de Prevención del Delito, creado en el año 2010 y el cual está en plena vigencia para facilitar a las personas la entrega de información delictual.

“Consiste en una iniciativa de Gobierno que pone a disposición de las personas un número telefónico 600 400 01 01, al cual la ciudadanía puede llamar para entregar información acerca de delitos de los que haya sido testigo, dando a conocer datos relevantes sobre lugares y/o personas involucradas en algún ilícito” destacó el Coordinador Regional de Seguridad Pública de La Araucanía, Luis Carmach.

“El principal compromiso de este programa es el anonimato de las personas que llaman para denunciar. Por lo tanto, nadie le preguntará cómo se llama o de dónde está llamando. No es requisito entregar ningún antecedente personal y no queda registro alguno del número desde el cual se genera la llamada. Las conversaciones no son grabadas” aseguró Carmach.

Por su parte, la Gobernadora de Malleco, Katia Guzmán, destacó la importancia del programa e instó a los habitantes de la provincia en aprovechar esta herramienta: “Es importante destacar que las personas son atendidas por personal altamente especializado, el cual realiza una entrevista guiada donde se recopila información delictual y la cual puede terminar en una denuncia. La línea telefónica 600 400 0101 es de alcance nacional y tiene horario y atención permanente”.

Cabe destacar, que gracias a una llamada al fono del Programa Denuncia Seguro, la Brigada Antinarcóticos y Crimen Organizado de la PDI logró realizar un operativo antinarcótico en la comuna de Vilcún, en la, que terminó con la incautación de marihuana y armamento de fuego.